Bienvenido a embutidos ALVIC

Historia

History image

Nuestra historia se remonta al año 1931, año en el que nuestros bisabuelos abrieron su primera carnicería y secaban sus embutidos y jamones en las pequeñas BODEGAS de casa. Ya han pasado 75 años desde que comenzamos nuestra andadura familiar, una larga tradición que abarca a varias Generaciones. Empezando por nuestros bisabuelos, que transmitieron esos conocimientos a nuestros abuelos, pasando por nuestros padres y ahora nosotros.

 

En Alvic, seguimos trabajando igual que en aquellos tiempos con el mismo cariño y cuidado que lo hacían nuestros antepasados. Salando los jamones de la misma forma, siguiendo los mismos pasos en la elaboración de los embutidos y utilizando los mismos ingredientes. La curación de nuestros productos se realiza en nuestras BODEGAS NATURALES, controlando continuamente las inclemencias del tiempo.

Calidad

Frente a las grandes cifras de producción de otras firmas, en Alvic, hemos optado por un planteamiento menos espectacular pero más serio y riguroso, que ofrece plenas garantías de CALIDAD al consumidor de nuestros jamones y embutidos. Conjugamos nuestros productos con el mayor aliado que poseemos, que es el paso del tiempo, siendo el resultado final unos aromas y sabores que le transportaran a tiempos pasados y a recuerdos de su infancia. 

 

Proyección de futuro

El último proyecto en el que Embutidos Alvic se ha involucrado ha sido en la compra de unas nuevas instalaciones situadas en la provincia de Soria “AGREDA”, localidad conocida por su larga trayectoria chacinera. La empresa está situada en las faldas del Moncayo, dada esta situación es el entorno idóneo para la elaboración y curado de nuestros productos. El principal motivo de la compra de estas instalaciones es poder aumentar la capacidad de elaboración y poder iniciar nuestra andadura en comercio exterior.